domingo, 5 de julio de 2015

Referencia histórica

  ¿Padrino?
̶  ¡Qué! ̶  le digo cuando me interrumpe mientras veía la final de la Copa América.
̶  ¿Cómo voy a saber cuándo mis hijos entren a la “edad del pavo”?
̶  Si salen a ti, cuando nazcan.
̶  En serio tío. Si lo oí cuando a mi papá le contó que el suyo entró  el 12 de marzo de 2001 a las 16:45 horas. ¿Cómo lo supo?
̶  Porque fue el momento en que coincidimos con su mamá en las ganas de poder tirarlo por el inodoro… igual que a ti ahora (tiene 26 años).

No hay dos proyectos similares que enfrenten escenarios iguales, por lo que lo observado en uno no debe ser replicado en el otro. Los cambios en el entorno, en la posibilidad de conocer otras experiencias o en el respaldo financiero, entre muchas otras, harán necesario siempre estudiar su viabilidad partiendo de cero. Es obvia la importancia de conocer la mayor cantidad de experiencias de otros, pero no se puede asumir, por defecto, que son replicables.
Sí es importante para determinar las variables internas que hicieron a algunos tener éxito y a otros fracasar con una misma idea.

El criterio, como siempre, es más importante que la aplicación de una técnica. Una proyección estadística, por ejemplo, está más asociada a un estudio de pre factibilidad que a uno de factibilidad, ya que usa series de datos o de tiempo que se dieron en condiciones que no necesariamente se mantendrá a futuro.

miércoles, 17 de junio de 2015

¡¡Te lo dije!!

̶  El objetivo de la formulación del proyecto es generar información para ayudar a tomar una decisión. Nunca podremos acertar al escenario que tendrá el proyecto al implementarse  ̶  les exponía a mis alumnos en la primera clase.

̶  ¿O sea que nunca el VAN del proyecto lo podremos calcular?  ̶  me pregunta con preocupación un alumno sentado en primera fila.
̶  No lo sé. Yo, por lo menos, jamás le he acertado.
̶  ¿Y qué hacemos acá entonces? ¿Nadie ha calculado la rentabilidad correcta de una inversión? ̶  me responde.
̶  Para ser honesto, solo una persona ha sido capaz de adivinar el futuro, pero no en proyectos  ̶  respondo.
̶  ¿Y quién es ese mago? ¿Cómo no se le ha ocurrido contratarlo?
̶  Es mi señora… siempre me dice “¡¡¡Te lo dije!!!” cuando cometo un error.
En ese momento se levanta, junto a varios compañeros, y van a solicitar al director de Escuela el cambio de asignatura.

Si no se formula y evalúa un proyecto, la incertidumbre es total. Estudiar su viabilidad reduce esa incertidumbre al generar información, pero no la elimina.  
El evaluador debe tener la honestidad de advertir que la rentabilidad calculada es solo la de uno de muchos escenarios futuros que podrían presentarse.

jueves, 21 de mayo de 2015

Lanzamiento


Con mi esposa e hija.

domingo, 3 de mayo de 2015

Invitación a lanzamiento

Amigos.
Están todos invitados.
Aprovecho de agradecerles sus casi 200.000 visitas a este blog.



viernes, 24 de abril de 2015

Cuánto dura una evaluación

Un jueves tuve que ir al aeropuerto a buscar a mi suegra que vive en el extranjero.
Como no quiero tener problemas con mi esposa, la abrazo diciendo:
- ¡Querida suegra...madre de la madre de mis hijos... bienvenida a Chile!- le digo sin recibir respuesta.
Cuando se sube al auto, preocupado por la cantidad de maletas que debí cargar, se me ocurre preguntarle:
- ¿Y cuánto tiempo piensa quedarse en nuestra casa?
- No lo sé, Probablemente cuando se cansen de mí - responde haciéndose la víctima.
- ¿Cómo?- me apresuro en responder -¿ya se va?.

Al evaluar un proyecto, como cualquier tarea, queremos hacerlo lo más rápido posible dando por sentado que mucha información es confiable porque la obtuvimos de fuentes de terceros. Una vez hice un seguimiento a un estándar usado en un proyecto que hacía referencia a un libro que resultó ser el de un profesor que, a su vez, citaba como fuente el trabajo de asignatura de un alumno que había asignado en un curso intermedio de la Universidad. El trabajo no indicaba la fuente de dónde obtuvo el estándar ni explicaba cómo lo calculó. Este es solo un caso en decenas que podría nombrar.
Quizás (porque hay excepciones), mi suegra me sorprende con ricas comidas, cuidando a los niños mientras salgo con mi esposa, ordenando mi escritorio, etc.
No podemos usar, sin estar seguros de su validez, información proporcionada por terceros. Aunque nos demande más tiempo, se justifica hacerlo por la responsabilidad que tenemos en el proceso de asignación de recursos.

sábado, 11 de abril de 2015

Cuidado con Western Union

Si va a recibir dinero desde el extranjero (y quizás de Chile) por Western Union, no vaya a la sucursal de Bandera en Santiago. No solo me tramitaron 3 semanas por no tener la cantidad de dólares en efectivo (insistiendo en que los cambiara a pésimo precio a pesos) sino que cuando puse un reclamo formal me trataron pésimo y usaron el truco de mostrarme un fajo de billetes de US$100, y al contarlos por la máquina (aunque sean pocos) lo cambiaron por otro fajo con billetes intercalados de menor valor. No sacarán nada con reclamar si salió de la oficina sin contarlo creyendo que es una empresa confiable ... ni recurriendo a las oficinas centrales fuera de Chile. Me trataron muy bien las múltiples veces que los llamé en los últimos 5 meses por teléfono (aunque nunca me llamaron ellos) pero me respondieron 3 mail diciendo que estaban buscando la solución.
Como les señalé que advertiría a mis lectores de esta situación y no tener siquiera una respuesta que dijera que no podían hacer nada si cometí el pecado de creer que era una empresa seria, cumplo mi palabra.


El concepto de invertir en proyectos para prevenir la no calidad es poco apreciado por las empresas. No se dan cuenta que el costo de mantener un cliente es mucho menor que el de conseguir uno nuevo. Un evaluador de proyectos responsable debe propender a que su cliente tenga una rentabilidad sostenible en el largo plazo y no arriesgarlo a que se le cuestione por elegir una opción que atente contra los objetivos de crecimiento y desarrollo.

martes, 10 de febrero de 2015

Producto entregado y producto percibido

-¿Cómo te fue en la entrevista de trabajo Pedrito?- le pregunta ansiosa la mamá a mi ahijado.
- Mal- responde malhumorado.
-¿Pero no me dijiste que cumplías con todos los requisitos y que era seguro te contratarían?
- Algo no debió gustarle…mi ropa, mi peinado… no sé, porque todo lo respondí bien. Me preguntó si sabía inglés y le dije que no. ¿Algo de contabilidad?, y también dije que no… y así, por más de 10 minutos me interrogó si sabía hacer alguna cosa y yo respondí a todo que no. Incluso cuando me preguntó si llevaba alguna referencia.
- Pero mijito ¿cómo dijiste que cumplías con todos los requisitos?
- Obvio, si el anuncio decía muy claro: “Inútil presentarse sin referencias”.

El éxito del proyecto dependerá, entre otras cosas, de la coherencia entre el producto o servicio entregado (una extracción dental) y el producto o servicio percibido (el apoyo dado durante la extracción como, por ejemplo, la mano de la asistente sobre el hombro en el momento clave, la música ambiental, el tiempo de espera, la calidez de la recepcionista  e, incluso, palabras del odontólogo de lo bien que va a quedar o lo fácil de lo que resta por hacer). El concepto ampliado de producto incluye ambos. La mayoría de los pacientes no tiene capacidad para valorar la calidad y pertinencia de los insumos y equipamientos médicos que se usarán en su tratamiento, pero sí la imagen del médico, el tiempo que éste le dedica a explicarle su problema, la calidad de los servicios complementarios, la agilidad en los trámites burocráticos y hasta el vestuario de las recepcionistas, entre otros.